martes, 15 de septiembre de 2015

Cliente, gánate mi confianza

Se define la confianza como la esperanza que una persona tiene en que algo suceda, sea o funcione de una forma determinada, o en que otra persona actúe como ella desea.

Mucho se habla de la confianza del cliente (ya traté este tema en un post hace tiempo http://elespaciodeevasapar.blogspot.com.es/2013/08/no-abuses-de-mi-confianza.html), pero hoy quiero darle la vuelta a la tortilla:

¿Olvidamos la confianza que como empresa o comerciales debemos tener en nuestro cliente?

En una transacción comercial necesitamos confiar mutuamente, compradores y vendedores. Sólo así la relación estará equilibrada.

Nunca pensamos en los riesgos que asumimos como comerciales en la venta, no hablemos ya si se trata de autónomos empresarios que asumen riesgos infinitos.


Rara es la ocasión que se cobra en el acto (el pago suele ser diferido), en muchas ocasiones puede incluso existir un uso fraudulento de nuestro producto….. Pero aún así nos fiamos del cliente (que no quiere decir que confiemos)

No se trata de llegar a ser grandes amigos, ni tener que conocer nuestras vidas privadas. Se trata de saber que la otra parte responderá conforme a lo establecido de forma escrita o verbal en nuestro acuerdo de compra venta.

¿Cuántos clientes no cumplen con las condiciones de pago? ¿Cuántos clientes nos engañan con su situación previa a la venta? ¿Cuántos clientes nos dan afirmaciones verbales que luego nunca se plasman en papel?

No hay nada mejor para un comercial que confiar en su cliente; saber que responderá en su momento, que no nos dará problemas o nos dejará tirados en la cuneta…. Cuando se consigue esta relación, las concesiones que podemos ofrecerle son mucho mayores: rápeles, promociones, ampliación de servicios, dilatación en el periodo de pago, mayor trato personalizado….. Con un buen cliente siempre estamos dispuestos a escuchar y poder negociar o mejorar condiciones.

Porque en ventas, no sólo nos gusta vender y facturar. También nos gusta tener tranquilidad con nuestra cartera comercial y confiar en aquellos que nos compran.

Y ya se sabe: Cuando se pierde la confianza, nada vuelve a ser lo mismo….

PD: Gracias a todos aquellos clientes en los que llevo años confiando y que espero sea mutuo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada